GRACIAS

 Fotografía por Julieta E. de Zulueta para Pasarela de Asfalto. En imagen, Maribel de Ortiz, Vincondesa de Garci-Grande junto a sus nietos.

Fotografía por Julieta E. de Zulueta para Pasarela de Asfalto. En imagen, Maribel de Ortiz, Vincondesa de Garci-Grande junto a sus nietos.

Hace mucho que no escribo, hacía mucho tiempo que no me apetecía.

No es cuestión de divismo, porque carezco de él, solo es cuestión de paz.

Lo siento. Únicamente quiero dar las gracias después del arranque que viene a continuación.

Vaya año el 2016, entraste con fuerza, te volviste grande pero no invencible.

Te creíste Conan, nos pusiste el yugo, apretaste con fuerza e inquina, pero NO, no pudiste con mi familia. Te hemos vencido, te estamos venciendo, cada uno de nosotros con cada una de nuestras cuerdas que cada vez son más flojas. No voy a mentir, a veces ahogan, pero abrimos diafragma y volvemos a respirar.

Poco a poco, nos asustas menos, y ahora 2017 te pido que vayamos de la mano, nos llevemos bien, porque tenemos alma de león, y si nos tocas las narices, si se te ocurre tocarnos las narices, querido 2017, ya no tenemos la misma paciencia, ya no. Y que haríamos…, ni idea…, pero o endurezco mi mente o me gana la batalla, y NO.

Me da que esta columna no está siendo la alegría de la huerta…, pero mi querido Editor de Pasarela de Asfalto, “mi dire” (Francisco José Pavón Chisbert, Editor/Director), como cariñosamente le llamo, sé que me lo va a permitir. Él no solo es un gran profesional, no es solo el editor más joven de Europa, él es una magnífica persona, que me ha dejado y sin permiso…, (prometo que solo por esta vez, mi dire) soltar por esta boquita, a través de mi Pc, el enfado y ansiedad que me ha provocado vivir ciertas cosas. Gracias mil. Ahora retumba en mi mente esto… “Boing boing”, que pelota has sonado Anita… ¿Y?  Me da absolutamente igual que suene así porque es lo que pienso y punto. Su familia y él son buenos, no les puedo describir de otra manera.

Bueno, vamos a relajarnos, que lo de…, y punto ha sonado a divismo y ya he dicho que no lo soy. No sé si os acordaréis, aquellos que leísteis mi anterior columna… GRACIAS por ser tan generosos con vuestro tiempo… Que dije que mis genes son buenos gracias a mis progenitores pero que a la vez somos trenes sin freno en ocasiones…, pues ese es mi…, y punto, no hay más. Un poco de carácter fuerte y tozudez, pero nada más.

Si, si…, claro que hubo cosas magníficas el año pasado. De ahí mis gracias.

Enumero sin orden, que es una estupidez porque tengo clarísimas mis prioridades. Estoy ahí y sé que vosotros también. Ni cien palabras más, como decía aquel.

Amig@s que me han facilitado la vida, que me han hecho reír de tripa y desfogar, que me han cantado de 20 en 20, en vez de las 40, para que no me doliera tanto, amig@s que me han dicho o me han hecho saber que me quieren y que, sin estar al corriente de todo, consiguen hacerme sentir muy bien y lo agradezco tanto.  “Mis queridas PRETTYS”. Por cierto, algunas somos unas killers. Gracias, sin vosotr@s no hay “HURACAN ESPI”. Ya me entendéis.

Pádel, ese deporte que me quita las penas y me pone contracturas en los hombros, que me hace ser competitiva, me crea adicción, me divierte, hace que conozca gente sorprendente, en toda la amplitud sinónima y antónima de la palabra, que por otro lado esta genial para ver la variedad.

Mi guiri, es decir, mi marido que es italiano, de ahí lo de guiri, claro está, que no me canta de 20 en 20, sino que me canta las 40 del tirón, dándole yo la réplica en 80. Tenor y soprano de altura, que luego nos quedamos en “Niños Cantores de Viena”, lo que viene siendo, mucho ruido y pocas nueces…, pero que hace desternillarme de la risa, reflexionar, relajarme, y lo más importante, cuando no puedo más, hace que pueda dormir. Un lujo en el 2016.

Mis enanos, mi todo, para que dar vueltas.

Gracias mil al que lea esta columna, al que me ponga a parir por haberla leído y al que le haya gustado.

Me comprometo a no repetirla, me comprometo a ser más yo y dar un poco de alegría en la próxima.

GRACIAS.

Ana Garci-Grande